"Soy una jefa a la que le gusta poner emoción en el management y empoderar a su equipo"

Conversamos con Evangelina Suárez, gerente general de Coca-Cola Perú, durante el CADE 2017.

06 de diciembre de 2017

El segundo día de CADE 2017, ya instalada en Paracas, Evangelina Suárez debió madrugar para regresar a Lima, asistir a la actuación de sus tres hijos, y de inmediato volver a Ica para continuar con su agenda laboral.

Así, con múltiples actividades suelen ser los días de la gerente general de Coca-Cola Perú, cargo que cumple desde marzo de este año, aunque en Lima apenas lleva unos meses.

Comenta que suele despertar a las 5:30 a.m., alista a sus hijos para el colegio, hace deporte, trabaja más de ocho horas y regresa a casa a pasar tiempo con su familia. Las claves son la energía y la organización, afirma.

¿Cómo ha sido el cambio de Buenos Aires a Lima?
Al inicio, difícil, porque los cambios son así, pero ahora estamos muy contentos con todo. Nos han tratado muy bien. Este es un desafío profesional y apunto a superar todos los retos.

¿Qué parecidos encuentra entre Argentina y Perú?
El valor de la amistad y la cercanía a la familia. En ambos países las personas se reúnen con sus seres queridos en los feriados, buscan salir juntos, es muy parecido aquí y allá.

¿Y qué diferencias observa entre ambas culturas?
El tema gastronómico, principalmente. Aquí hay más variedad de platos, mientras nosotros comemos de una manera más básica. Pero en la mayoría de cosas nos parecemos.

¿Qué tipo de jefe se considera?
Soy una jefa a la que le gusta poner emoción en el management y empoderar a su equipo. Considero que la exigencia con libertad permite conseguir los objetivos de modo rápido y ágil.

¿Cuáles son sus desafíos como jefe?
Busco ser optimista y no ser perfeccionista. Todos días tenemos los desafíos de hacer las cosas rápidas, trabajar mejor con los partners y conseguir soluciones.

¿Cómo es su rutina diaria?
No tengo una fija, pero normalmente me levanto a las 5:30 a.m., alisto a mis hijos, hago deporte, voy a la oficina, tengo varias reuniones y a veces también debo viajar.

¿Cómo consigue tener energía para todo?
Yo creo que si uno cree en lo que está haciendo, tiene energía. A veces las cosas pueden ser difíciles, pero todo se intenta. Trato de incluir todo en mi vida, aunque es un desafío, pero tengo un sistema de soporte que me ayuda a hacerlo.

¿A qué se refiere?
A veces uno piensa que es todopoderoso, pero no es así. Uno debe rodearse de personas claves, incluso en la casa. Además, siempre hay que saber organizarse.

¿Cuál es la posición de la mujer en el mundo empresarial?
Creo que aún las mujeres debemos demostrar mucho más en el trabajo para conseguir lo mismo que los hombres, lamentablemente. Sin embargo, creo que las mujeres de mi edad estamos abriendo el camino para próximas generaciones.

¿De qué manera?
Trabajando juntas. Como mujeres debemos conectarnos en un network, protegernos, potenciar todo para que dentro de diez años esto no sea un tema más de conversación.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Salgo a cenar con mi esposo y amigos, vamos con los niños de paseo y tratamos de viajar seguido. Buscamos tiempo para todo.

Publicado en la edición digital de nuestro diario Gestión.